Qué significa Perdonar 70 Veces 7

«Qué significa Perdonar 70 Veces 7»
En Mateo 18:21-22, Pedro le preguntó a Jesús: “Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí? ¿Hasta siete veces?” Jesús le respondió: “No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete”.

¿Qué significa esto? ¿Tenemos que perdonar a los demás 490 veces? No, Mateo 18:21-22 no está diciendo que debemos perdonar a los demás 490 veces. Está diciendo que debemos perdonar sin límite. Debemos perdonar sin contar. Debemos perdonar en forma incondicional.

¿Por qué es importante perdonar? Porque el perdón es un acto de amor. El perdón es un acto de misericordia. El perdón es un acto de compasión. El perdón es un acto de grace.

Perdonar es difícil. Perdonar requiere humildad. Perdonar requiere arrepentimiento. Perdonar requiere un espíritu de sacrificio. Pero perdonar también es liberador. Perdonar nos libra del resentimiento. Perdonar nos libra del odio. Perdonar nos libra de la amargura.

¿Qué significa perdonar 70 veces siete? Significa perdonar sin límite, sin contar, en forma incondicional. Significa perdonar por amor.

Cuál es el significado de 70 veces 7

En Mateo 18:21-22, Pedro le pregunta a Jesús: «Señor, ¿cuántas veces debo perdonar a mi hermano cuando peca contra mí? ¿Hasta siete veces?» Jesús responde: «Te digo que no debes perdonarlo siete veces, sino setenta veces siete» (NVI).

La respuesta de Jesús significa que no hay límite al número de veces que debemos perdonar a los demás. No importa cuánto nos hayan herido o cuántas veces nos hayan herido; debemos estar dispuestos a perdonar siempre.

El perdón es un mandamiento de Jesús. En Mateo 6:14-15, Jesús dice: «Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, vuestro Padre celestial también os perdonará a vosotros; pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas» (NVI).

Jesús enfatiza el perdón en estos versículos. Él nos dice que debemos perdonar a los demás de la misma manera en que queremos que nos perdonen a nosotros. También nos dice que el perdón es un requisito para recibir el perdón de Dios.

El perdón es un acto de humildad. Requiere que dejemos de lado nuestro orgullo y nuestra necesidad de tener la última palabra. El perdón también requiere que renunciemos a la justicia propia y dejemos que Dios se encargue de la justicia.

El perdón es un acto de amor. Requiere que demos la primera oportunidad a los demás, incluso si eso significa que nos lastimaremos nuevamente. El perdón es difícil, pero es necesario si queremos seguir el ejemplo de Jesús.

Cuál es el significado del número 7 en la Biblia

La Biblia menciona el número siete con frecuencia, y a menudo se considera como un número sagrado o de buena fortuna. Según algunos estudiosos, el número siete representa la perfección o la totalidad. Esto se debe a que el séptimo día de la creación fue el día en que Dios descansó después de haber completado su obra.

Otros sostienen que el número siete es un símbolo de plenitud o abundancia. Esto se ve en pasajes como Génesis 28:20, donde Jacob dice: «Si Dios está conmigo y me protege en este viaje que estoy haciendo, y me da pan para comer y ropa para vestirme, siete veces más tendré de todo lo que ahora poseo».

El número siete también se usa en la Biblia para denotar completitud o totalidad. Por ejemplo, en Mateo 5:18, Jesús dice: «De cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, antes bien, todo se cumplirá». Aquí, Jesús está afirmando que toda la ley se cumplirá, hasta el último detalle. De manera similar, en 2 Reyes 10:10, está escrito: «Comenzaron a matar a los hombres que no habían adorado a Baal, y Jehú no perdonó a ninguno de ellos». En este versículo, el número siete está usado para indicar que todos los hombres que no habían adorado a Baal fueron muertos, sin excepción.

Otros creen que el número siete representa el cumplimiento de la promesa de Dios. Esto se ve en Génesis 9:13, donde Dios le dice a Noé: «He establecido mi pacto contigo, y con tu descendencia después de ti, y con todos los animales que salieron del arca, todos los seres vivientes de la tierra». Aquí, Dios está indicando que su pacto es válido tanto para Noé como para toda su descendencia, y que todos los animales de la tierra están incluidos en este pacto. De manera similar, en Lucas 1:5, está escrito: «Hubo en aquellos días un hombre de Judá llamado Zacarías, de la rama de Aarón, y su esposa, de las hijas de Aarón, se llamaba Elizabeth». En este versículo, el número siete se usa para indicar que Zacarías y Elizabeth eran de la misma familia de Sacerdotes, y que ambos estaban llenos de la gracia de Dios.

En resumen, el número siete puede tener varios significados en la Biblia, dependiendo del contexto en el que se usa. A menudo se considera como un número sagrado o de buena fortuna, y puede representar la perfección, la plenitud, o el cumplimiento de la promesa de Dios.

Cuántas veces se debe perdonar 70 veces 7

Jesús respondió: «Yo les digo que no se dejen de perdonar, no importa cuántas veces sean ofendidos. Deben perdonar de corazón a los que los ofenden, así como Dios lo ha perdonado a ustedes». Lucas 17:4

En el mundo en el que vivimos, es muy fácil ser ofendido. A veces, las ofensas pueden ser tan dolorosas y traumáticas que resulta muy difícil perdonar. Es natural sentir resentimiento y amargura hacia aquellos que nos hacen daño, y el deseo de venganza es muy fuerte. Pero Jesús nos enseñó que debemos perdonar, no importa cuántas veces seamos ofendidos. Debemos perdonar de corazón, así como Dios nos ha perdonado. Esto no es fácil, pero es lo que Jesús nos llama a hacer.

Jesús respondió a una pregunta sobre el perdón en Lucas 17:4. Los discípulos le preguntaron: «¿Cuántas veces debemos perdonar a nuestro hermano cuando nos ofende? ¿Hasta siete veces?» Los discípulos pensaban que era muy generoso perdonar siete veces, pero Jesús les dijo que debían perdonar mucho más que eso. Les dijo que debían perdonar «no importa cuántas veces sean ofendidos.» Jesús no estaba diciendo que no debemos tener límites o que debemos permitir que otros nos maltraten. Lo que Jesús estaba diciendo es que debemos estar dispuestos a perdonar, incluso si la persona nos ofende una y otra vez. Debemos perdonar de corazón, así como Dios nos ha perdonado.

Eso no es fácil de hacer, pero es lo que Jesús nos llama a hacer. Debemos seguir el ejemplo de Jesús y perdonar a los que nos ofenden, no importa cuántas veces lo hagan. Debemos hacerlo de corazón, así como Dios nos ha perdonado.

¿Cuántas veces debo perdonar a mi hermano según la Biblia?

Jesús respondió: “Hágase tú también como yo; porque yo hago también como tú”. (Lucas 6:37)

En esta versión, Jesús nos dice que nosotros también debemos perdonar a los demás una y otra y otra vez. No importa cuántas veces nos hayan herido, debemos estar dispuestos a perdonar. Esto es lo que Jesús hizo por nosotros. Él nos perdonó nuestros pecados, aunque fueron muchos.

Jesús dijo: “Tengan compasión, así como también Dios tuvo compasión de ustedes”. (Lucas 6:36)

En esta versión, Jesús nos dice que debemos tener compasión, al igual que Dios tuvo compasión de nosotros. Debemos perdonar a los demás, porque Dios nos ha perdonado a nosotros.

Entonces Pedro le dijo: “Señor, ¿cuántas veces debo perdonar a mi hermano si él peca contra mí? ¿Hasta siete veces?”. Jesús respondió: “No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces”. (Mateo 18:21-22)

En esta versión, Pedro le pregunta a Jesús cuántas veces debe perdonar a su hermano si este comete un pecado contra él. Jesús responde diciendo que no hay límite en el número de veces que podemos perdonar. Debemos perdonar incondicionalmente.

Dios es compasivo y misericordioso, lento para enojarse y lleno de amor y fidelidad. (Éxodo 34:6)

Dios nos ama y nos perdona, aunque hayamos cometido muchos pecados. Debemos seguir su ejemplo y amar y perdonar a los demás, aunque nos hayan herido.

La Escritura nos enseña que debemos perdonar a nuestros hermanos y hermanas, aunque sean pecadores, una y otra vez. El perdón es un acto de amor y misericordia, y es un don de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba