Juan 15:12-14, Biblia católica

En el pasaje de Juan 15:12-14 de la Biblia católica, encontramos enseñanzas profundas y poderosas de Jesús. Estas palabras, pronunciadas durante la Última Cena, nos invitan a reflexionar sobre el amor, la amistad y el sacrificio.

Jesús nos dice: «Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado«. Estas palabras resumen la esencia del mensaje de Jesús: el amor incondicional hacia nuestros semejantes. Nos insta a amar no solo a aquellos que nos aman, sino también a aquellos que nos han herido o nos han hecho daño.

Continua diciendo: «No hay amor más grande que dar la vida por los amigos«. Jesús nos muestra el amor supremo al estar dispuesto a dar su vida por nosotros, sus amigos. Nos reta a ser generosos y a sacrificar nuestras propias comodidades por el bienestar de los demás.

Estas palabras nos invitan a reflexionar sobre la importancia de cultivar relaciones basadas en el amor y la amistad. Jesús nos anima a ser verdaderos amigos, dispuestos a darlo todo por el otro, siguiendo su ejemplo.

El mensaje de Juan 15:12

El mensaje de Juan 15:12, según la Biblia católica, es un llamado a vivir el amor fraterno y sacrificial. En este pasaje, Jesús dice: «Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado».

Esta enseñanza de Jesús es fundamental en el cristianismo, ya que nos invita a amar a los demás de la misma manera en que él nos ha amado. Es un amor desinteresado, que busca el bienestar y la felicidad del prójimo, sin esperar nada a cambio.

En este versículo, Jesús establece el amor como el mandamiento supremo para sus seguidores. Nos pide que nos amemos mutuamente, sin hacer distinciones ni exclusiones. Es un amor que va más allá de los lazos familiares o de amistad, abarcando a todas las personas sin excepción.

Este mensaje es especialmente relevante en un mundo marcado por el egoísmo y la indiferencia. Jesús nos muestra que el amor es el camino para construir relaciones sanas y armoniosas, y para promover la paz y la justicia en la sociedad.

El amor que Jesús nos propone no es un sentimiento superficial o temporal, sino un compromiso profundo y duradero.

Juan 15:12-14, Biblia católica


Nos invita a amar incluso a aquellos que nos han hecho daño, a perdonar y buscar la reconciliación. Es un amor que se manifiesta en acciones concretas de servicio y solidaridad hacia los demás.

Lecciones de San Juan 15

El capítulo 15 del Evangelio de San Juan ofrece valiosas lecciones desde una perspectiva religiosa. En estos versículos específicos, Juan 15:12-14, Jesús enseña a sus seguidores sobre el amor y la amistad.

En primer lugar, Jesús establece un mandamiento fundamental: «Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado» (Juan 15:12). Aquí, Jesús enfatiza la importancia del amor incondicional hacia los demás, basado en su propio ejemplo de amor sacrificial. Este mandamiento nos llama a amar a los demás con el mismo amor que Jesús nos ha mostrado.

Además, Jesús enseña que el amor verdadero se manifiesta en la disposición a dar la propia vida por los amigos. Él dice: «Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos» (Juan 15:13). Esta declaración resalta la importancia de la amistad y el sacrificio por el bienestar de los demás. Jesús nos insta a estar dispuestos a sacrificar nuestras propias comodidades y deseos por el bienestar de aquellos a quienes consideramos amigos.

Por último, Jesús establece una diferencia entre los seguidores y los siervos: «Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando» (Juan 15:14). Aquí, Jesús enfatiza la importancia de la obediencia a sus enseñanzas como un reflejo de nuestra amistad con él. Al obedecer sus mandamientos, demostramos nuestro amor y devoción hacia Jesús, convirtiéndonos en sus amigos y no solo en siervos.

«Amaos los unos a los otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando.» – Juan 15:12-14, Biblia católica. Gracias por tu consulta, que tengas un buen día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba