A mi Madre en el Cielo

«A mi Madre en el Cielo» es una canción popularizada por la película «El Padrino». La canción habla de la tristeza de un hombre que perdió a su madre y ahora la ve como un ángel en el cielo.

Que decir a una madre que está en el cielo

1. Primero, ora para saber si es la voluntad de Dios que contactes a tu madre. Si sientes que es correcto, entonces pídele a Dios que te guíe en lo que le dirás. La Biblia dice: «¿Quién puede conocer los designios de Dios? ¿Quién podrá estar de acuerdo con él? ¿Sabes tú algo por revelación? ¿Lo sabrás tú por inspiración? ¿Los sabios lo comprenden? ¿Los entendidos lo sabrán?” (Romanos 11:34-35).

2. Segundo, si sientes que es la voluntad de Dios, puedes contactar a tu madre en una de tres formas: mediante el sueño, en una visión o en persona.

a. En un sueño: La Biblia dice: «Josué se quedó allí durante la noche. Y el Señor le dijo: “Levántate, sube contra Ai, porque yo te entrego en manos de ese pueblo.” (Josué 8:1).

b. En una visión: La Biblia dice: «El rey Nabucodonosor tuvo un sueño, y su espíritu se turbó hasta tal punto que no pudo dormir. … Entonces el rey mandó llamar a los magos, a los encantadores, a los hechiceros y a los caldeos para que le interpretaran el sueño. Cuando ellos vinieron y se presentaron delante del rey, … ” (Daniel 2:1, 3-5).

c. En persona: La Biblia dice: «Pedro le dijo: “Tú eres Cristo, el Hijo del Dios viviente.” Jesús le respondió: “¡Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás! Porque esto no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.» (Mateo 16:16-17).

3. Tercero, cuando contactes a tu madre, asegúrate de que le hables con amor y respeto. La Biblia dice: «Hijos, obedezcan a sus padres en el Señor, porque esto es justo. “Honra a tu padre y a tu madre” —que es el primer mandamiento con promesa— “para que te vaya bien y disfrutes de larga vida en la tierra.” (Efesios 6:1-3).

Cómo recordar a tu madre

Proverbios 31:25-31 dice: «La mujer fuerte es una joya preciosa para quienes la respetan. Alaba a la mujer fuerte, y te alabarán a ti. Honra a las madres que nos dieron la vida, y no olvides sus años de dolor. Celebra su trabajo con una canción de alabanza. Celebra su trabajo, para que todos los jóvenes te respeten. Una esposa fuerte es un regalo del SEÑOR para quienes viven en paz. Es una ayuda invaluable para quienes temen al SEÑOR. Las esposas fuertes son como las naves de guerra de un rey, que protegen a su familia de sus enemigos. Cuando tienes una esposa fuerte, puedes dormir tranquilo, sabiendo que tu hogar está seguro.

La Biblia también dice en 1 Corintios 7:33-34 «Porque el marido y la mujer deben ser iguales en el matrimonio. El hombre no debe dominar a su esposa, y la esposa no debe dominar al marido. La esposa debe respetar al marido, y el marido debe amar a su esposa.»

Así que, en resumen, la Biblia nos enseña que debemos respetar, alabar y amar a nuestras madres. Debemos celebrar su trabajo y dedicación, y estar agradecidos por todo lo que hacen por nosotros. Espero que esto haya sido de ayuda.

Cuando una madre se va reflexion

«¿Qué harás cuando tu madre muera y te dejes solo? ¿Cómo te comportarás cuando te falten sus consejos y te dejes solo? Job 1:20.»

«Un hijo sabio es la alegría de su padre, y un hijo tonto es la tristeza de su madre.» Proverbios 10:1.

«Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se prolonguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.» Éxodo 20:12.

«El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; y el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí.» Mateo 10:37.

«Pero Jesús le dijo: Sigue a mí, y deja que los muertos entierren a sus muertos.» Mateo 8:22.

¿Cómo aprender a vivir sin tu madre?

Mamá siempre ha estado ahí para mí, incluso cuando no quería estarlo. Siempre ha sido mi roca, mi ejemplo a seguir y mi mejor amiga. Ahora, en mi primer año de universidad, me siento más solo que nunca. No puedo llamar a mi mamá para que me lave la ropa o me traiga comida. Tengo que hacer todo yo mismo. A veces me siento abrumado y me pregunto si podré hacerlo.

Pero sé que tengo que ser fuerte. Sé que mi mamá estaría orgullosa de mí si pudiera verme ahora. Tengo que aprender a hacer las cosas por mí mismo, aunque sea difícil. Tengo que seguir adelante y vivir mi vida, porque sé que eso es lo que ella querría.

No sé cómo seguir adelante sin mi mamá, pero sé que tengo que hacerlo. Tengo que aprender a vivir sin ella, porque ella estaría orgullosa de mí.

La Biblia nos enseña que hay un lugar llamado cielo, donde están nuestros seres queridos que han fallecido. Esperamos reunimos con ellos en el cielo un día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba