Oración para un Alcohólico O Borracho

No hay nada más triste que ver a una persona que ha perdido el control de su vida a causa del alcohol. La oración es una de las herramientas más poderosas que tenemos para ayudar a estas personas. Oramos para que Dios tome control de sus vidas y los libere del poder del alcohol.

Cómo orar por un borracho

La Biblia nos da instrucciones claras sobre cómo orar por los borrachos. En primer lugar, debemos orar para que Dios les dé arrepentimiento y salvación. Salmo 51:7 dice: «Purifícame con hisopo, y seré limpio; lávame, y seré más blanco que la nieve.» Esta es una oración poderosa para los borrachos, porque están pidiendo a Dios que los libere de su pecado. En segundo lugar, debemos orar para que Dios les dé fuerza para vencer la tentación del alcohol. 1 Corintios 10:13 dice: «No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea común a los hombres; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.» Debemos orar para que Dios les dé a los borrachos la fuerza necesaria para resistir la tentación del alcohol. En tercer lugar, debemos orar para que Dios les dé paz y esperanza. Salmo 147:3 dice: «El que cura a los contritos de corazón, y venda a sus heridas.» Debemos orar para que Dios les dé a los borrachos el consuelo y la paz que necesitan para superar su adicción. En cuarto lugar, debemos orar para que Dios los use para glorificar su nombre. Mateo 5:16 dice: «Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.» Debemos orar para que Dios use a los borrachos para glorificar su nombre, y para que otros vean su poder para cambiar vidas.

Qué Santo intercede por los alcoholicos

No hay ningún santo específico que se mencione como el intercesor para los alcoholicos, pero hay muchos versículos de la Biblia que nos ayudan a saber que Dios está dispuesto a ayudar a todos aquellos que luchan con el alcohol. En primer lugar, debemos tener en cuenta que el alcoholismo es una enfermedad, y Dios nos ama a todos y quiere que todos estemos sanos. En segundo lugar, debemos buscar la ayuda de Dios cuando luchamos con cualquier enfermedad, ya que él es nuestro sanador. En tercer lugar, debemos tener fe en que Dios puede ayudar a cualquiera, incluso a los alcoholicos, y debemos orar por ellos.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que el alcoholismo es una enfermedad, y Dios nos ama a todos y quiere que todos estemos sanos. En segundo lugar, debemos buscar la ayuda de Dios cuando luchamos con cualquier enfermedad, ya que él es nuestro sanador. En tercer lugar, debemos tener fe en que Dios puede ayudar a cualquiera, incluso a los alcoholicos, y debemos orar por ellos.

La Biblia nos enseña que Dios es nuestro sanador, y él puede ayudar a aquellos que luchan con el alcohol. En primer lugar, podemos orar por los alcoholicos, y en segundo lugar, podemos buscar ayuda para ellos. Debemos tener fe en que Dios puede sanar a cualquiera, y debemos orar para que él les dé la fuerza y el coraje para superar su enfermedad.

Qué puedo hacer para que mi marido deje de tomar

No somos jueces de nuestro prójimo, y debemos orar por ellos, incluso si están en pecado. Si tu marido bebe excesivamente, estás enfrentando un problema difícil, y necesitas tener mucha sabiduría y discernimiento para lidiar con esta situación. No obstante, hay algunas cosas que puedes hacer.

Primero, debes orar fervientemente por tu marido, pidiendo a Dios que lo libere del pecado de la embriaguez. Debes orar también por sabiduría y discernimiento, para saber cómo lidiar con esta situación de la mejor manera.

En segundo lugar, debes tener una conversación sincera con tu marido acerca de su problema con el alcohol. Debes hacerle saber que estás preocupada por él, y que quieres ayudarlo a superar este problema. Es importante que no le hagas sentir juzgado ni condenado, sino que lo animes a que busque ayuda.

En tercer lugar, debes buscar ayuda profesional para ti misma. Es probable que te sientas muy estresada y frustrada debido a la situación en la que estás, y necesitas a alguien con quien hablar. Busca a un consejero o psicólogo que pueda brindarte el apoyo y la orientación que necesitas para lidiar con esta situación.

Finalmente, debes tener paciencia y esperar en Dios. Recuerda que él es el único que puede cambiar el corazón de tu marido, y que tu papel es orar y apoyarlo en su lucha contra el alcohol. No te des por vencida, y sigue buscando la ayuda y orientación que necesitas para enfrentar esta situación difícil.

«Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Ven a nuestro alcohólico o borracho y lléname de tu Espíritu. Purifica su cuerpo y su alma de toda impureza. Quítales el deseo de beber y libertalos del poder del alcohol. Amén.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba