Oración Antes de Ir a Trabajar

La oración es un acto de humildad. Aceptamos que somos seres limitados ante un Dios todopoderoso. Reconocemos que necesitamos de Su ayuda para llevar a cabo nuestras tareas cotidianas.

La oración también es un acto de fe. Creemos que Dios nos escucha y que nos responderá. Sabemos que Él tiene el poder de intervenir en nuestras vidas y que nos guiará en nuestro trabajo.

La oración nos ayuda a mantener una perspectiva correcta de las cosas. No vemos nuestro trabajo como una carga, sino como una oportunidad para servir a Dios y a nuestro prójimo. No nos preocupamos por el reconocimiento o el éxito, sino por hacer la voluntad de Dios.

La oración nos da paz. Sabemos que Dios está en control de todo, y que Él nos promete un futuro glorioso. Nos dejamos en Sus manos, confiando en Su bondad y amor.

Que la paz de Dios sea con ustedes mientras oran para iniciar su día de trabajo.

Que Dios te proteja en el trabajo

La Biblia tiene mucho que decir acerca de nuestro trabajo. En primer lugar, Dios nos instruye a trabajar con integridad, honradez y excelencia (Colosenses 3:23). Debemos hacer nuestro trabajo «como para el Señor» y no como para los hombres (Efesios 6:7). Cuando trabajamos con esta mentalidad, estamos honrando a Dios y demostrando que somos de Él.

En segundo lugar, Dios nos dice que debemos ser buenos y honestos con nuestros jefes y compañeros de trabajo. No debemos ser egoístas, perezosos o malhablados (Proverbios 22:29). En cambio, debemos ser amables, serviciales y tratar a todos con respeto.

En tercer lugar, Dios nos promete que Él estará con nosotros en todo momento, incluso en el trabajo. No necesitamos tener miedo de nada, porque Dios está con nosotros y nos protegerá (Isaías 41:10). Él es nuestro fortaleza y nuestro escudo, y nos dará su gracia cuando la necesitemos.

En conclusión, Dios nos llama a trabajar con integridad, honradez y excelencia. Debemos ser buenos y honestos con nuestros jefes y compañeros de trabajo. Y Dios estará con nosotros en todo momento, incluso en el trabajo. Él es nuestra fortaleza y nuestro escudo, y nos dará su gracia cuando la necesitemos.

Cómo dar gracias a Dios en la mañana

Mateo 6:9-13 – Reina Valera 1960″

¿Cómo dar gracias a Dios en la mañana?

Mateo 6:9-13 – Reina Valera 1960

9 Así que vosotros oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.

10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

11 El pan nuestro de cada día dános hoy.

12 Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.

13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal: porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

Nuestra oración debería empezar con una petición para que Dios sea glorificado. Esto es seguido por una petición para que su reino venga y su voluntad se haga, tanto en la tierra como en el cielo. A continuación, pedimos que Dios nos dé nuestro pan de cada día. Pedimos también que Dios nos perdone nuestras deudas, ya que nosotros perdonamos a nuestros deudores. Finalmente, pedimos que Dios nos libre del mal.

La oración es una actitud de humildad y dependencia ante Dios. Es un reconocimiento de que necesitamos de Su gracia y guía en todas las áreas de nuestra vida, incluyendo nuestro trabajo. Al orar antes de ir a trabajar, le estamos pidiendo a Dios que nos guíe y nos proteja durante el día, y le estamos dando gracias por la oportunidad de trabajar. Esto nos ayuda a mantener una actitud correcta hacia nuestro trabajo, y nos da la perspectiva correcta para abordar las diferentes situaciones y tareas que se presentarán durante el día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba