De lo Vil y Menospreciado Reina Valera 1960

Este artículo trata de la mujer de Samaria, que era considerada vil y menospreciada por la sociedad de su época. Sin embargo, ella demostró ser una mujer de fe cuando le dijo a Jesús que él era el Mesías. La mujer de Samaria es un ejemplo de que Dios puede usar a cualquiera, no importa lo que la sociedad piensa de ellos.

Por qué de lo vil y menospreciado

Dios escogió a lo vil y menospreciado para confundir a los sabios e inteligentes. El mundo entero estaba en contra de Jesús, pero Dios lo levantó para que fuera nuestro Salvador. Jesús no era un rey, ni un general, ni un faraón, ni un sacerdote; era un simple carpintero. Pero Dios lo levantó para que fuera nuestro Salvador. Así también, Dios ha tomado a lo que el mundo considera como débil e insignificante para hacer de ellos una fuerza poderosa. Él ha tomado a los pobres, a los enfermos, a los marginados, y los ha usado para cambiar el mundo. ¿Por qué? Porque esa es la forma en que Dios obra. Él toma lo que el mundo considera como inútil e insignificante y lo convierte en algo grande y poderoso.

Qué dice 2 de Corintios 6 16

«Y no nos unamos en yugo desigual con los incrédulos. Porque, ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos templo del Dios vivo, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis nada impuro; y yo os recibiré. Y seré para vosotros Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.»

2 Corintios 6:16-18

En estos versículos, Pablo exhorta a los creyentes a no estar ligados a los incrédulos, ya que no tienen nada en común. La justicia y la injusticia, la luz y las tinieblas, Cristo y Belial son completamente opuestos, y no hay nada que los una. Pablo les dice que deben apartarse de los incrédulos y no tener nada que ver con ellos, porque Dios los recibirá y será su Padre.

Qué escogio Dios para avergonzar a los sabios

Dios escogió lo que los mundanos consideran locura para avergonzar a los sabios, y lo escogió lo que los mundanos consideran debilidad para avergonzar a los fuertes. (1 Corintios 1:27)

¿Por qué? Porque «lo insensato del mundo escogió Dios para avergonzar a los sabios, y lo débil del mundo escogió Dios para avergonzar a los fuertes. (1 Corintios 1:27)

Porque «ninguno de los sabios del mundo se dio cuenta de que Dios podría haber hecho la redención de Cristo de una manera más gloriosa. (1 Corintios 1:21)

Así que, en resumen, Dios utiliza lo que el mundo considera como locura o debilidad, para mostrar su poder y dar glory a Cristo.

¿Qué dice 1 de Corintios 6 10?

1 de Corintios 6:10 dice: «No robarás, sino antes trabajarás honradamente con tus propias manos, para que tengas qué dar a los que padecen necesidad».

Este versículo nos enseña que debemos trabajar para ganar nuestro sustento y no vivir de la imposición de otros. Debemos ser honestos en nuestro trabajo y no robar a nuestros semejantes. Si trabajamos duro y honestamente, tendremos los medios para ayudar a los necesitados.

Esto nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Qué es lo que realmente importa en la vida? En Mateo 6:19-21, Jesús nos dice que no debemos acumular tesoros en este mundo, porque los tesoros de este mundo son efímeros. En cambio, debemos buscar el tesoro eterno que está en el cielo. Este es el verdadero tesoro que dura para siempre.

Así que, en resumen, 1 Corintios 6:10 nos dice que debemos trabajar para ganar nuestro sustento y no vivir de la imposición de otros. Debemos ser honestos en nuestro trabajo y no robar a nuestros semejantes. Si trabajamos duro y honestamente, tendremos los medios para ayudar a los necesitados. Pero debemos recordar que lo que realmente importa en la vida es el tesoro eterno que está en el cielo.

No importa dónde te encuentres en la vida, Dios te ama y te considera digno de reinar con Él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba